Skip to content

Descubre el increíble secreto detrás del funcionamiento de los trenes

Index

    El tren, ese medio de transporte tan icónico, ha sido utilizado durante siglos para desplazarse de un lugar a otro de manera eficiente y rápida. Pero, ¿alguna vez te has preguntado qué es lo que hace funcionar un tren? En este artículo, exploraremos los diferentes elementos y mecanismos que permiten que un tren se mueva y cumpla su función.

    La locomotora: el corazón del tren

    La locomotora es el componente principal de un tren y es la encargada de proporcionar la energía necesaria para su funcionamiento. Existen diferentes tipos de locomotoras, pero en la actualidad, las más utilizadas son las locomotoras a diésel, diésel-eléctricas y eléctricas.

    Las locomotoras a diésel utilizan motores de combustión interna que queman diésel para generar energía mecánica. Esta energía se transmite a través de un sistema de transmisión a las ruedas del tren, lo que le permite moverse.

    Las locomotoras diésel-eléctricas también utilizan motores de combustión interna, pero en este caso, la energía mecánica generada se convierte en energía eléctrica a través de un generador. Esta energía eléctrica se utiliza para alimentar los motores eléctricos que mueven las ruedas del tren.

    Las locomotoras eléctricas son alimentadas por una fuente externa de energía eléctrica, como una catenaria o un tercer riel. Esta energía eléctrica se utiliza directamente para alimentar los motores eléctricos que mueven las ruedas del tren.

    El sistema de transmisión y las ruedas

    Una vez que la locomotora genera la energía necesaria, esta se transmite a través de un sistema de transmisión a las ruedas del tren. El sistema de transmisión puede variar dependiendo del tipo de locomotora, pero su función principal es convertir la energía mecánica en movimiento de las ruedas.

    Las ruedas del tren están diseñadas de manera especial para garantizar un buen agarre y tracción en las vías. Además, las ruedas están conectadas entre sí mediante ejes y acoplamientos, lo que permite que el movimiento se transmita de una rueda a otra de manera eficiente.

    La vía férrea y la infraestructura

    Para que un tren pueda funcionar correctamente, es necesario contar con una vía férrea adecuada y una infraestructura que la soporte. La vía férrea consiste en una serie de rieles que se colocan sobre una subestructura de fábrica y tierra. Estos rieles proporcionan una superficie lisa y estable sobre la cual las ruedas del tren pueden desplazarse.

    Además de la vía férrea, también es necesario contar con una serie de elementos adicionales, como señales, desvíos y sistemas de control de tráfico, que garantizan la seguridad y eficiencia del sistema ferroviario.

    Preguntas frecuentes

    ¿Qué hace funcionar el tren?

    En la actualidad, son tres las más utilizadas: locomotoras a diésel, diésel-eléctricas y eléctricas. En su mayoría, las locomotoras en México son del tipo diésel-eléctricas. El combustible se usa, sobre todo, por la gran potencia requerida para el funcionamiento de los equipos (mayor a 2000 HP).

    ¿Qué necesitan los trenes para funcionar?

    Para circular, los trenes requieren de una vía férrea. De forma tradicional, esta consiste en una subestructura de fábrica y tierra que soporta la superestructura de la vía, consistente en rieles.

    ¿Qué energía hace funcionar el tren?

    Una locomotora eléctrica es una locomotora alimentada por una fuente externa de energía eléctrica. La fuente externa puede ser catenaria, tercer riel, o por medio de un dispositivo de almacenamiento a bordo, como baterías, baterías inerciales o pilas de combustible.

    ¿Qué voltaje utilizan los trenes eléctricos?

    En estos espacios entre vagones, los cables suelen soportar unos 3.000 – 3.5000 voltios, unas cantidades que el cuerpo humano no puede aguantar y que pueden provocar la muerte.

    En conclusión, el funcionamiento de un tren es posible gracias a la combinación de diferentes elementos, como la locomotora, el sistema de transmisión, las ruedas y la infraestructura. Cada uno de estos componentes desempeña un papel crucial en el movimiento y desplazamiento del tren, permitiendo que cumpla su función de manera eficiente y segura.